Nuestra empresa hunde sus raíces en el año 1.962, cuando D. Antonio Bogas Albalá, junto a sus dos socios iniciales comienza su aventura empresarial. Posteriormente, en los primeros años 70, la empresa crece y se convierte en una Sociedad Anónima, siendo de las primeras empresas en aplicar el entonces novedoso sistema de barnizado a poliéster con una maquinaria de última generación.

Esta capacidad de adaptación a las últimas tecnologías ha sido una constante, que nos ha venido acompañando hasta nuestros días, en los que la dirección se encuentra en manos de la segunda generación.

En la actualidad nuestras instalaciones cuentan con maquinaria CNC y sistemas informáticos de control de producción en nuestra planta de fabricación. Nuestros vehículos de reparto van equipados con localizadores para poder realizar un seguimiento de sus pedidos.

Por otra parte realizamos una adecuada gestión de los residuos, al mismo tiempo que intentamos generar la menor cantidad posible de los mismos.

Todo ello nos permite ofrecer un producto con un diseño muy personal, una gran calidad en los acabados y un servicio con plazos de entrega inmejorables, y todo ello a un precio muy competitivo.